éxito

    No puede existir un fin más desafortunado para una marca, que convertirse en una denominación genérica y así perder su carácter distintivo

    En el mundo de la mercadotecnia es bien sabido que el posicionamiento de un marca es esencial y sin duda toda empresa busca que sus marcas logren altos niveles de recordación y así anidarse permanentemente en la mente de los consumidores. Al lograrlo se obtendrán muy buenas ventas, participación de mercado y utilidades. Sin embargo, también puede volverse una pesadilla.